Marc-André Ter Stegen se ganó el premio a la Mejor Atajada del año en Europa y lo hizo con una doble intervención -notable, por cierto- ante Robert Lewandowski, en la última edición de la Champion League.

El alemán enfrentaba con el Barça al equipo de Guardiola en Munich y primero salvó el gol a contra pie, para luego culminar la jugada con una vuelo hacia atrás, sacando la pelota en la línea misma.

De esta forma, Ter Stegen ganó la votación de la UEFA con el 28% de los votos, adelantándose a Neuer (20%) en su partido contra la Roma; a Buffon (20%) con su paradón a Dani Alves en la final de la Champions; a Courtois (11%) contra Thiago Silva; a Hart (7%) con su parada a Leo Messi en el Camp Nou; a Rico (6%), portero del Sevilla en la Europa League; al igual que a Boyko (5%), del Dnipro, en la misma competición; a Schmeichel (2%) en la previa de la Eurocopa; a Busk (0,5%), portero danés de la sub21; y a Kudryk (0,5%), del Shakhtar en la Youth League.