Por: José Nabzo

Sin duda hubo fricción, roce, dureza y rebeldía. Palestino no viene haciendo las cosas de la mejor manera y hoy no fue la excepción. El cuadro tricolor sumó su tercer partido al hilo sin ganar tras obtener un desagradable empate a uno ante Unión La Calera, en un caluroso mediodía en La Cisterna.

El local fue netamente superior de principio a fin, y podemos reconocer dos segmentos del partido en que el equipo albirrojo fue superior a Palestino: los cinco primeros minutos de cada tiempo. En ambos casos el cuadro árabe supo sobreponerse y mostrar la superioridad ante la escuadra comandada por Miguel Riffo: en el primer tiempo a través de oportunidades de gol y concretamente un pepazo de Marcos Riquelme (que de pasada queda de goleador del Apertura con 8 tantos), y en la segunda etapa a través de la posesión del balón, aunque sin generar tanto peligro.

Tempranamente se puso en ventaja Palestino, se instaló en campo rival, impuso sus condiciones y términos y Unión la Calera clickeó “Aceptar”, ya que cedió la iniciativa, entregó el balón y permitió a los de Pablo Guede manipular el partido. El gol árabe, obra del Pelado Riquelme, fue una gran jugada por la banda izquierda del Tricolor, que concluyó en un centro-remate de Marcos que se coló en el arco de Giovini.

Así nos fuimos al entretiempo, con buenas expectativas, y con la esperanza de que Palestino repuntara de sus últimas derrotas, ante San Luis y Católica.

En el segundo tiempo, Calera salió con todo en busca del empate, asustó al TinoTino, y surtió efecto, ya que apenas a los 47′, el Pato Vidal pescó una dentro del área, y fusiló a Marín decretando el uno a uno. Poco le duró la superioridad a la visita, ya que volvió a someterse, pero Palestino no fue lo mismo, tuvo lo pelota, pero no supo qué hacer con esta, se puso impaciente y se desesperó, los jugadores cementeros hicieron tiempo, ocultaron su angustia y buscaron el empate por todos lados, y mientras pasaba todo esto, el reloj seguía corriendo, lo cual termino por decretar un: Palestino 1-1 Unión la Calera.

Cabe destacar que el capitán fue Matías Escudero, quien hizo sólida dupla en defensa con Meza. Los laterales Campos y Zacaría funcionaron por la banda con tareas ofensivas. Carvajal suplió a Farías y estuvo ahí para cortar. Valenzuela, Cortés y Maturana crearon y fueron capos. Riquelme con cuota de suerte, Enzo Gutiérrez, una vez más salió sin pena ni gloria.

Se nos viene el próximo viernes con Palestino visitando a Antofagasta en la Segunda Región -a las 21:30- y esperamos que el TinoTino levante cabeza para meterse en la lucha por la liguilla. El semestre pasado fuimos a Antofagasta, ganamos dos a uno y demostramos de qué estamos hechos. A repetir la historia. #VamosTino !