La Universidad de Chile y San Marcos de Arica empataron 0-0 en el Estadio Nacional, en un partido que a ratos estuvo para la siesta y al que asistieron  12 mil personas.

El juego fue trabado de principio a fin, hecho que derivó en una justa igualdad sin goles, pese a las ocasiones creadas por ambas escuadras.

Pedro Carrizo fue uno de los hombres más destacados de la cancha; el golero del Santo se lució en las tres más claras del local: una de Matías Rodríguez y dos de Patricio Rubio.

Por su parte, Carlos González fue el protagonista de la chance más clara de los de la puerta norte, con un cabezazo que se fue elevado y no encontró el arco defendido por Johnny Herrera, de tranquila jornada.

La disposición integrada por Emiliano Astorga anuló los circuitos de Universidad de Chile, que insistió con pelotazos, pero no fue precisa a la hora de concretar las jugadas ofensivas. Ni siquiera el ingreso de Leonardo Valencia y Gustavo Canales fue suficiente para romper las líneas rivales.

Con este resultado, los azules alcanzaron 6 unidades y en la próxima jornada irán por la recuperación ante Palestino. Antes, deben recibir al River Plate, uruguayo por Copa Libertadores. En tanto, los de Astorga llegaron a los 2 puntos, se alejaron de la zona roja y esperan por O’Higgins el próximo domingo.