Colo-Colo derrotó a Unión La Calera en La Serena y se aseguró tres puntos que le permiten alcanzar a Palestino en la cima del torneo. Eso sí, los de Sierra volvieron a mostrar un juego que no convence y la idea inicial del técnico de ‘dosificar’ y usar a jugadores que normalmente no son titulares, no funcionó.

En el primer tiempo el Coto dejó en la banca a Paredes y Valdés en el Popular, pero el partido se trabó y los cementeros lograron neutralizar a los albos, aunque sin lograr meter miedo en el arco de Justo Villar.

El Cacique, por su parte, no hizo mucho para inquietar a Giovini y a ratos parecía que el marcador iba a seguir en cero aunque se jugara un partido de ocho horas.

En el entretiempo Sierra metió cambios e hizo ingresar a Visogol y al Pajarito. Allí, el equipo cambió la actitud y los blancos se fueron con todo en busca del gol, el cual llegó a los 50′ minutos, cuando Martín Tonso remató un derechazo abajo, luego de pelearle la pelota a los defensas caleranos.

Tras la apertura del marcador el albo siguió dominando el juego y el mismo Tonso junto a Paredes tuvieron oportunidades que no lograron transformar en gol, pero que al menos sirvieron para despertar a los 5.000 hinchas que llegaron hasta el Estadio La Portada.

De esta forma, sin brillar, pero siendo efectivos en cuanto a los puntos, Colo-Colo alcanzó la punta de la tabla y ahora se prepara para recibir al Melgar por la Copa Libertadores, este miércoles a las 19:30 horas.