Universidad Católica no pudo escaparse en la punta y, pese a partir ganando, terminó perdiendo 3-1 ante San Marcos de Arica en el norte del país.

Los de Mario Salas comenzaron mejor y se pusieron en ventaja gracias a un gol de Jeisson Vargas, quien tras un pase de Cordero picó al espacio y disparó al arco de primera, al ver que el arquero Pedro Carrizo quedaba a mitad de camino.

Los locales despertaron y a los 35′ obligaron a Toselli a lucirse con una doble tapada que sacó aplausos.

En la segunda mitad, los de Emiliano Astorga salieron más decididos que los cruzados a la cancha y sobrepasaron al equipo de la pre cordillera en todas sus líneas, controlando -sobre todo- el mediocampo.

Fue así como a los 50′, Nicolás Ferreyra saltó más y mejor que los centrales de la UC y con un impecable cabezazo decretó la igualdad.

Luego, a los 64′, Nicolás Orellana le ganó la espalda a su marcador y con un remate de zurda desniveló el marcador.

La UC sintió el golpe y el equipo se desesperó. Benjamín Kuscevic, por ejemplo, bajó a Orellana y recibió la segunda amarilla, dejando a su equipo con 10.

Luego, el Nico Castillo cometió una tonta falta y se ganó su quinta amarilla en el Clausura, por lo que no podrá estar en el clásico ante la U.

Con ese panorama, San Marcos selló el compromiso a los 76′ con el golazo de volea de Luis Casanova, aunque los de Salas lograron volver a descontar a los 94′, gracias a Christian Bravo.

La derrota mantuvo a la UC en el primer lugar del Clausura, pero no pudo alejarse de sus escoltas y quedó con 23 puntos contra los 22 de Colo-Colo y O’Higgins.

San Marcos, por su parte, sumó su segunda victoria en el presente torneo y salió del fondo de la tabla al llegar a los 11 puntos y de paso, sumó tres valiosos puntos en la lucha por no descender y alcanzó las 28 unidades.