Colo-Colo volvió a hacer la gran Colo-Colo y por séptima vez en 9 años, volvió a quedar eliminado de la Copa Libertadores en el último partido de la zona de grupos.

Los de José Luis Sierra tenían la obligación de vencer a Independiente del Valle, pero el juego resultó más trabado de lo previsto y sólo en los últimos 20 minutos se vio a un Cacique agresivo y con hambre de gloria.

Los ecuatorianos salieron a la cancha del David Arellano a cerrarse bien en defensa y con ese libreto lograron meterse en octavos, pese a que a los 6′ pudieron abrir el marcador gracias a Emiliano Tallechea, quien esforzó al máximo a Justo Villar.

De ahí en más fue el albo el que manejó la pelota, pero la poca claridad en los metros finales hizo que el dominio blanco no pudiera nunca traspasarse de la cancha al marcador.

Los de Sierra, que regalaron un tiempo completo, probaron más en la segunda etapa y los remates de Fierro y Baeza desde fuera del área comenzaban a insinuar un segundo aire en el equipo chileno.

Ante el adelantamiento de líneas nacionales, José Angulo pudo sellar todo a los 50′, pero su remate se fue desviado cuando estaba solo ante Villar.

Esa llegada pareció entregarle la suerte al Cacique, quien probó con un tiro libre de Paredes y luego con un remate de Zaldivia a los 77′, quien en plena área chica casi anota de tijera, pero la pelota la logró tapar el arquero Azcona.

En los últimos minutos el Cacique se fue con todo y sumó tres increíbles palos: primero fue delgado con un cabezazo al travesaño, luego Beausejour con un remate al vértice del ángulo derecho y finalmente Paredes, quien estrelló un cabezazo en el segundo palo cuando todo el estadio veía enmudecido cómo la pelota cruzaba el área de ida y luego de vuelta.

Con este resultado, el albo quedó eliminado de la Copa al terminar el Grupo 5 con 9 puntos, mientras que Atlético Mineiro fue el líder con 13, seguido por Independiente del Valle con 11.

De esta forma, el Cacique sigue sin meterse en octavos de final desde el 2007, cuando el plantel de Borghi logró avanzar de buena forma la zona de grupos.