Una amarga despedida de la Primera División tuvo Unión La Calera tras caer 4-2 en Quillota ante Deportes Iquique, que se aferra a la ilusión de quedar con un lugar en la Liguilla que otorga un cupo a la Copa Sudamericana.

Solo un milagro podía salvar a los cementeros, quienes tenían que ganar sí o sí y esperar otro resultado improbable. Pero ni eso ocurrió, pese a que a los 6′ Roberto Cereceda abrió el marcador en el Lucio Fariña.

Pero los Dragones Celestes también se jugaban sus opciones y no se dejarían ganar así de fácil. Los de Jaime Vera igualaron a los 29′ con un notable tiro libre de Michael Ríos, y con el 1-1 se fue la primera etapa.

Ya en la segunda etapa Manuel Villalobos marcó un doblete (51′ y 63′) para acabar con la ilusión de los locales, quienes pese a todo llegaron a descontar por intermedio de Matías Castro (77′).

Los Dragones siguieron apretando y ya en tiempo de descuento llegó la jugada del cuarto tanto. El portero José Aguilera bajó a Mathías Riquero y Francisco Gilabert le mostró la roja. Al arco tuvo que ponerse el defensor Ezequiel Michelli, quien vio cómo el mismo Riquero decidió picar el disparo desde los 12 pasos, ganándose la puteada de todo el cuadro rival.

Con la derrota, Calera quedó sentenciado a participar la próxima temporada en la Primera B. Iquique, en tanto, se metió en zona de liguilla, pero dependiendo aún de los resultados que se puedan dar este sábado.