San Marcos cayó por 3-2 como local ante Palestino, lo que sumado al empate entre Antoafagasta y San Luis, terminó sentenciando a los ariqueños a la Primera B.

Si bien los nortinos quedaron igualados con los quillotanos en puntaje y diferencia de goles, la cantidad de tantos anotados a lo largo de la temporada le terminó pasando factura a los dirigidos por Jaime Vera. Solo 28 dianas en 30 fechas, contra las 40 de los Canarios, fueron el factor decisivo en una definición que no estuvo exenta de polémica.

San Marcos iniciaba la jornada fuera de la zona roja, pero un tempranero gol de los de la Quinta Región en el Calvo y Bascuñán los obligaba al menos a empatar ante los árabes, que además se jugaban su opción de clasificar directamente a la Copa Sudamericana mediante la tabla Acumulada.

Y así fue como a los 24 minutos Richard Paredes abrió el marcador para la visita, luego de una jugada de Felipe Campos.

Ya en el complemento, Enzo Gutiérrez amplió para el Tino-Tino luego de un córner, sepultando las opciones de los dueños de casa, quienes cruzaban los dedos para que el CDA se imponga en casa, pero en Antofagasta no pasaban del 1-1, y así terminaría el partido.

Si bien Sebastián Méndez descontó a los 65′ con un cabezazo, César Cortés volvió a dar un duro golpe a los ariqueños con un remate de media distancia a los 71′.

Mientras los dirigidos por Emiliano Astorga buscaban frenéticamente los goles de la salvación, en el Calvo y Bascuñán se pasaban la mano y firmaban el empate, esperando el pitazo final.

San Marcos terminaría descontando a los 92′ con un testazo de Sebastián Ferreyra, pero la verdad es que la historia ya estaba escrita. El descenso estaba consumado.

Palestino, en tanto, clasificó a la Sudamericana sumando 53 puntos en la tabla Acumulada y acompañará a Universidad Católica. Los otros dos cupos saldrán de entre Universidad de Concepción y O’Higgins y del ganador de la liguilla.