Pese a que Deportes Valdivia se ganó en cancha el ascenso a Primera B tras golear este domingo a Deportes La Pintana, un obstáculo muy difícil de superar aparece en el horizonte del Torreón.

Se trata de la cuota de inscripción de US$2 millones que la ANFP obliga a pagar a los clubes que provienen desde la Segunda División Profesional.

“Esperamos reunirnos con el directorio de la ANFP esta semana para encontrar una solución. Nos ganamos en cancha el derecho a ascender de categoría”, dijo el presidente del club, José Gandarillas, a El Mercurio.

El directivo agregó que cuentan con 15 días para realizar el pago: “Es un plazo muy corto. No puede ser que no podamos ascender por ese cobro, es muy difícil desarrollar un proyecto con esa traba y es una restricción para todos los clubes”.

Gandarillas apunta a “contar con el apoyo del consejo de presidentes y nos comprometemos con los hinchas a hacer todo lo posible para que Valdivia juegue en Primera B”.