Lionel Messi no pudo más con la frustración y -tras perder con Chile su segunda final- anunció su retiro de la selección de fútbol de Argentina.

“Ya está, se terminó la selección para mí, como dije recién ya son cuatro finales, esto no es para mi, lamentablemente lo busqué y no pude, era lo que más deseaba, no se me dio, pero creo que ya está”, expresó el crack de Barcelona.

“Es un momento duro para mí y para todo el equipo, es muy difícil para mí seguir así, por todo, ya está, se terminó para mí la selección argentina”, prosiguió en su explicación el atacante que falló su lanzamiento en la tanda de los penales.

“Son cuatro finales las que me toca perder, tres seguidas, la verdad que es una mala racha que se me da, pero ya está, es mi decisión”, fue otra declaración que dejó la Pulga en su lamento.

Cabe recordar que la historia de Messi en la absoluta de Argentina comenzó el 17 de agosto de 2005, cuando José Pekerman lo hace debutar en un amistoso ante Hungría. En dicho lance, ingresó a los 63′ en lugar de Lisandro López y sólo alcanzó a estar 47 segundos en cancha, ya que recibió roja de inmediato tras un fuerte forcejeo con Vilmos Vanczák.

En cifras, el rosarino disputó un total de 113 encuentros por la Albiceleste con lo que, a la fecha, se encuentra en el cuarto lugar de presencias en su país, por detrás de Javier Zanetti (143), Javier Mascherano (129) y Roberto Ayala (115).

En goles, tras su participación en la Copa América Centenario, el cinco veces Balón de Oro de la FIFA llegó a 55 conquistas, con lo que quedó en exclusiva como el máximo anotador de la historia de su selección, superando por uno a Gabriel Batistuta, quien por largo rato fue el mayor anotador trasandino.