El Tribunal de Disciplina de la ANFP decidió suspender por ocho fechas a Sebastián Pol, quien hace dos semanas agredió a un hincha de Universidad Católica durante el partido que enfrentó a los Cruzados con Audax por el Torneo de Apertura.

El futbolista itálico presentó sus descargos respecto al hecho, pero finalmente quedó fuera del certamen (quedan cuatro jornadas).

El intento de patada que dio el ex Wanderers lo llevó a ser detenido en la Comisaría de Las Condes y luego formalizado por la Ley de Violencia en los Estadios.