Deportes Iquique le ganó como visita por 2-1 a Audax Italiano, y a pesar de que no pudo forzar un partido extra con Universidad Católica (que ganó en Temuco y dio la vuelta olímpica), al menos se quedó con el consuelo de quedar como subcampeón y clasificar a la Copa Libertadores como Chile 2.

En la cuádruple jornada simultánea de este jueves, los Dragones Celestes llegaron a estar durante varios minutos fuera del cupo directo al máximo torneo continental, pero lograron dar vuelta el marcador en La Florida y terminaron celebrando igual.

Todo partió como una pesadilla para los pupilos de Jaime Vera, ya que antes del minuto de juego Marcos Riquelme, con un cabezazo, ponía en ventaja a los tanos.

Pero Iquique logró igualar rápidamente en una jugada más fortuita que meritoria. A los 10′ Gonzalo Bustamante dejó en el camino a Nicolás Peric y centró atrás. Sebastián Silva llegó “al rescate”, pero en lugar de mandarla al córner se demoró, y al despejar, Bustamante interceptó, el balón rebotó en la espalda de Juan Cornejo y luego se metió. Increíble autogol.

Ya en el complemento, Álvaro Ramos desperdició una inmejorable chance de adelantar a los nortinos en un contragolpe, pero el arquero local primero, y el palo derecho después, se lo impidieron.

Solo dos minutos después fue Diego Torres quien logró batir a Peric (previa habilitación de Bustamante), con un disparo cruzado que dio en el palo zurdo y luego se introdujo para desatar la euforia de la hinchada visitante.

El triunfo deja a Iquique con 28 puntos, a tres de la UC y con uno de ventaja respecto a Unión Española, que estuvo saboreando ese pasaje a la Libertadores mientras se registraba la igualdad en La Florida. La UC, al repetir el título ganado el primer semestre, cede su cupo al subcampeón, que en este caso recae en lso Dragones.

Audax, en tanto, queda en un provisorio 14º puesto con 15 unidades en igual número de partidos y deberá remar contra la corriente el próximo semestre para escapar del fantasma de la B.