Sergio Jadue habría cometido un perjuicio fiscal de $520 millones entre 2014 y 2015, según la acusación de Carlos Gajardo, fiscal jefe de delitos de alta complejidad oriente, realizada en la formalización en ausencia contra el expresidente de la ANFP.

El calerano es apuntado por su presunta participación en delitos tributarios y apropiación indebida mientras aún aguarda la lectura de la sentencia en el proceso que la justicia estadounidense mantiene sobre él en el caso de corrupción en la FIFA.

Según Gajardo, el exmandamás de Unión La Calera no declaró ante el Servicio de Impuestos Internos US$2 millones recibidos a través de una empresa creada solo para ocultar el origen ilícito del dinero.

 

El inicio de la audiencia tuvo un retraso de 45 minutos ya que una alerta de paquete sospechoso en el Centro de Justicia obligó a la movilización de personal del Gope de Carabineros.

Toda esta diligencia judicial se realiza con el objetivo de lograr la extradición de Jadue, quien permanece en Miami a la espera de que en junio se conozca su sentencia por un caso de soborno en el que se vio involucrado cuando era presidente del fútbol chileno y dirigente de la Conmebol.