Por Pablo Saavedra, columnista de Huachipato en Titular

A más de cinco años de su llegada al cuadro acerero, Omar está cortado por el Chueco Ponce por algo que aún no está claro. Versiones encontradas, una prensa que miente, el 5 que ve los partidos por la tele y el partido ante Audax que se nos escapó de las manos.

Carlos Paz Durán informó en el diario El Sur que Merlo reconoció haber cometido una falta grave y que por ello no estaría jugando: “Fue una falta grave, pero tuve razones, que son personales, para hacerlo”. Fueron las palabras del ídolo acerero que citó el periodista, algo que fue desmentido por el propio jugador en las redes sociales (y que de ser falso implica una falta de profesionalismo tremenda la cometida por aquel “periodista”). En el mismo tuit, Merlo decía que él entrenaba para el sábado, y a pesar de su disposición y de que en el fondo no damos una, el central argentino no estaba ni en la banca.

Pues, sea o no culpa de Merlo, comenzó el partido ante Audax, y en el primer tiempo, una defensa demasiado débil sufrió con un equipo que se aprovechó de nuestras falencias, porque el primer gol fue culpa de Huerta, en el segundo Robles soltó la marca y, en el tercero, entre Lampe -que se ha mostrado inseguro al cortar centros, que juega mal con los pies y que es un problema para nosotros- y Jopia, se enredaron y se comieron el gol con derrota y todo.
Entonces, ¿qué haces Ponce?

Yo entiendo que, si Merlo realizó una falta tan grave como la de que se lo acusa, es correcto sancionarlo, pero lamentablemente en el fondo nos falta un tipo de peso y no un contención que esté dando jugo al lado de un desordenado Huerta. Síi de la mitad para adelante poco te puedo cuestionar, pero atrás, Chueco, ya tenemos a Lampe, que tiende a cagarla, no podemos darnos el lujo de desperdiciar a un jugador de la categoría de Omar, lo necesitamos… y no, no podemos quedarnos sin nuestro máximo referente. Hazlo por nosotros, que acá en el sur, adolecemos de ídolos.