A eso de las 12:00 del domingo, saltaron a la cancha del CAP Acero, Huachipato y O’Higgins, y al paso de los jugadores, y al son de la hinchada, se levantó en galería norte un bombo que desde hace mucho tiempo no se veía en el estadio siderúrgico. La emoción se notaba en mis ojos por la posibilidad que tenía de hacer latente el recuerdo de aquella fiesta que se vivía hace ya tanto en las gradas chilenas. Bum, sonaba el bombo, bum, el que tapó la bomba.

Te cuento. El pasado viernes, radio Bio Bio informaba que “uno de los personajes sobre los que se ha levantado mayor sospecha y polémica a partir de la compleja situación de Isapre Masvida, es Victoriano Cerda. Y es que sus nexos y redes dentro de la intrincada trama que se ha ido develando en los últimos meses son amplios y cuestionables.” Esto hizo que el hábil abogado nacional dueño de Huachipato FC, entusiasta tuitero y as de los engaños y los negocios, saltara nuevamente a las canchas por sus cuestionables prácticas. Y es que el tipo que nos mintió una vez, nuevamente llamaba a la sospecha. Sospechas que nacieron hace un tiempo cuando veíamos a Tallarico paseándose en el estadio mientras Cerda lo criticaba a muerte, o cuando leíamos lo que él planteaba -que se oponía casi por completo a las versiones de la mayoría de los trabajadores del club-. Pasó el tiempo y, de a poco, la cercanía que en un principio tuvo con la hinchada se extinguió, al igual que como lo hizo con los trabajadores de Ferrosalud (hoy Isapre Optima) allá por el 2008, cuando finalmente varios médicos terminaron demandando a la sociedad del rápido colorín.

Además, según El mercurio y la ANFP, Victoriano Cerda es el actual presidente de Huachipato SADP, algo que se contradice con la información entregada en el sitio oficial acerero, ya que el joven y ambicioso empresario no figura en ninguna parte. Y es que el tipo este aparece y desaparece según conveniencia, y esta vez, hábilmente, al autorizar el ingreso del bombo al estadio logró que, entre el ruido que un elemento de animación provoca, las noticias que traían su nombre pasaron camufladas por debajo. Como los millones por debajo de la mesa, ¿no?

Opinión de Pablo Saavedra

Revisa también “Autoridad intentaría bloquear venta de activos del holding Masvida para proteger isapre”.