Felipe Gutiérrez confesó que vivió duros momentos en su relación con el fútbol y, tras cambiar el Betis de España por el Internacional de Porto Alegre, cuadro de la Segunda División brasileña, busca un nuevo aire.

El volante, siempre cuestionado y llamado ‘pecho frío’ por la gallada futbolera, publicó un carta en la que anunció que cerrará todas sus redes sociales y en donde confesó que después de jugar el Mundial del 2014 no la pasó nada de bien por sus constantes lesiones.

“Comentarles que estoy muy contento en este nuevo club, que me estoy volviendo a encantar con el fútbol y todo lo que lo rodea. Después del Mundial de Brasil han sido años complicados y acompañados de muchas lesiones. Estoy consciente de que también dejé de ser profesional en este periodo producto de mi estado anímico“, reconoció el volante.

“Es por eso que tome la decisión hace 2 meses de seguir en ese camino que me llevó a conseguir cosas importantes, voy a luchar por mis sueños hasta mi último día en esta hermosa profesión!”, agregó el ex Universidad Católica.

Después de una hora de haber publicado esta carta en Twitter, el mediocampista nacional decidió cerrar sus cuentas en redes sociales.