Universidad Católica empató con San Lorenzo y se mantiene en zona de clasificación dentro del Grupo 4 de la Copa Libertadores.

Los argentinos comenzaron el juego con más actitud que los de Mario Salas y, mientras los chilenos buscaban armar jugadas, los trasandinos se dedicaron a cortar el juego con repetidas faltas.

Luego de eso, los visitantes parecieron sentirse más cómodos sobre la cancha y eso lo demostró el Nico Blandi, quien a los 20′ abrió el marcador para el Cuervo, tras cabecear entre Kuscevic y Espinosa.

Tras cartón, Maripán salvó una pelota en la línea y así, sufriendo, ambos clubes se fueron a un descanso que fue bien aprovechado por la UC, ya que en el segundo tiempo invirtió los papeles.

A los cinco minutos del complemente, Buonanotte pilló una segunda pelota fuera del área y con un remate rasante derrotó a Torrico, empatando el marcador.

De ahí en más vinieron los mejores momentos de los Cruzados, empezaron los desbordes y el medio campo local se adueñó de las acciones.

En eso estaban cuando Buonanotte tuvo el empate, aunque no exactamente en sus pies, ya que la jugada pedía que abriera con Noir, pero como luego confesó el mismo Enano, “no lo vi”.

Un cabezazo de Parot también se fue cerca, pero el gol de la victoria nunca llegó.

Con este empate, los cruzados sumaron cinco puntos y son, momentáneamente, segundos del Grupo 4 de la Copa Libertadores, a la espera de lo que pase en el partido entre Atlético Paranaense (4 puntos) y Flamengo (6). San Lorenzo, por su lado, tiene una unidad.