Jaime Vera analizó el gran triunfo obtenido este miércoles ante Gremio de Brasil por 2-1 en la Copa Libertadores, el que los deja con vida y con opciones de avanzar a octavos de final.

“Aunque no se me note en la cara estamos muy contentos por la victoria“, dijo el Pillo en conferencia de prensa mientras en el camarín de los nortinos todo era festejo, incluso con una fotografía del plantel.

El entrenador fue claro al bromear con los dirigentes del club diciendo que “seguramente deben sufrir con los premios que tienen que pagar, porque habíamos llegado a un acuerdo por alcanzar este objetivo y lo cumplimos“.

Y en esa línea, sentenció que “no es raja lo que está pasando con este equipo. Es un doble mérito, no para mí, sino que para los jugadores que resistieron una buena presión, una seguidilla de partidos inhumanos y eso es lo que me deja contento“.

“Es una pena que cuando se analice la Copa se olviden de nosotros, porque también somos chilenos, dejamos bien puesto el nombre de Chile. No sé si los equipos grandes podrían ganar como nosotros“, dijo.

“Esto fue una pelea de 11 contra 11, de David contra Goliath, y lo hicimos bien. Dejamos en alto el nombre de Chile, a pesar de que a muchos no les interesa, pero sí a la gente de Iquique y para ellos es el triunfo“, expresó.

Además, sentenció que la campaña de Iquique es “esto un triunfo histórico. Lo estoy disfrutando mucho, no es fácil ganarle a un equipo brasileño como lo hicimos nosotros“.

“Si nos hubiesen dicho que íbamos a sumar nueve puntos a estas alturas de la Copa y la Sudamericana para el segundo semestre, lo firmaba. Estamos muy contentos, con un sabor muy rico, por lo difícil que es ganarle a un equipo brasileño“, remató.