La prensa argentina destacó el triunfo 4-2 de Independiente sobre Iquique en la ida de los 16avos de final de la Sudamericana, aunque reconocieron que el cuadro de Avellaneda puso en riesgo la clasificación al sacar el pie del acelerador en el segundo tiempo, lo que permitió la reacción visitante.

Al cabo de los primeros 45′, los Diablos Rojos ya tenían cuatro tantos de ventaja, lo que les valió un sinnúmero de elogios. Olé, por ejemplo, publicó: “Brindó una exhibición de fútbol en los primeros 45 minutos. Fútbol champagne. Toque, precisión y resolución. Así funcionó el equipo de Holan, que en apenas 45 minutos convirtió el cuatetazo para empezar a bajarle la persiana al partido. Alan Franco (de cabeza), Barco, Fernández y Domínguez no fallaron en el área y chau…”.

La Nación, en tanto, resalta que “Independiente fue un rayo para Deportes Iquique. Chapoteaba con aspecto amateur el equipo chileno sobre el césped del estadio Libertadores de América cuando el Rojo irrumpió como un tiburón. La camiseta negra con la que jugó fue el semblante de un equipo serio, disciplinado, matador. Un verdugo. A un ritmo de fiebre, el conjunto de Ariel Holan , que completó un primer tiempo fantástico, se impuso a lo guapo”.

Claro que el complemento fue diametralmente opuesto. Para Clarín, el cuadro local entró “relajado, sobrando, sin agresividad, desordenado, incluso al punto de poner en riesgo su pase a los octavos de final por esos dos goles chilenos. Parecía liquidada la serie y quedó abierta después de un resultado inesperado, sobre todo por lo que había mostrado el equipo en los primeros cuarenta y cinco minutos”.

La Nación señala que “el segundo tiempo fue un dolor para el local. Independiente cambió su cara y permitió que el conjunto chileno, que estaba para recibir una goleada histórica, descontara dos veces. Así volvió a vivir. Anoche se vieron los dos perfiles del conjunto de Holan”.

El partido de vuelta de la segunda fase se disputará el miércoles 2 de agosto en el Estadio Zorros del Desierto. Ganando 2-0 o 3-1 el cuadro nacional avanzará a octavos, instancia en la que enfrentaría al triunfador de la llave entre Oriente Petrolero y Atlético Tucumán (los argentinos ganaron 3-2 en la ida disputada en Bolivia).