Algunos medios ya entraron en modo “vieja histérica” temiendo que la FIFA sancione a la ANFP, y en consecuencia la selección chilena, luego de que Barnechea recurriera a la justicia ordinaria para poder disputar el Torneo de la Primera B. Pero acá te aclaramos que es improbable que ello ocurra.

El Tribunal de la Libre Competencia, dependiente de la Corte Suprema, determinó dejar sin efecto la obligatoriedad del pago de 50 mil UF (unos $1.300 millones) establecida en el reglamento y que al mismo tiempo los Huaicocheros puedan debutar este fin de semana ante San Marcos de Arica.

Si bien la ANFP aceptó la determinación judicial, es evidente que el tema no terminará acá y que se viene un complejo y engorroso litigio entre las partes.

“Nosotros creemos que esto tiene que verse dentro de la institucionalidad del fútbol, lamentamos que acudieran a otra instancia. Dentro de esas mismas instancias presentaremos nuestros argumentos. El equipo jurídico de la ANFP está estudiando los pasos a seguir”, dijo al respecto Andrés Fazio, vicepresidente del organismo.

¿QUÉ DICE LA FIFA?

El ente rector del fútbol mundial establece en el artículo 59 de las “Obligaciones relativas a la resolución de disputa” que “queda prohibida la vía del recurso ante los tribunales ordinarios, a menos que se especifique en la reglamentación de la FIFA. Queda excluida igualmente la vía ordinaria en el caso de medidas cautelares de toda índole”.

“Las confederaciones, las federaciones miembro y las ligas se comprometerán a reconocer al TAD (Tribunal de Arbitraje Deportivo o TAS, como lo conocemos por sus siglas en francés) como autoridad judicial independiente. Deberán garantizar que sus miembros, jugadores afiliados y oficiales acaten las sentencias del TAD. Esta obligación será igualmente de aplicación en el caso de los intermediarios y los agentes organizadores de partidos con licencia”, agrega.

“Asimismo, las federaciones se comprometerán a garantizar que esta disposición se cumpla cabalmente en su seno y, siempre que sea necesario, imponiendo una obligación vinculante a sus miembros. En caso de incumplimiento de esta obligación, las federaciones impondrán a quien corresponda las sanciones pertinentes; además, los recursos de apelación contra dichas sanciones se someterán estrictamente y de igual modo a la jurisdicción arbitral y no a los tribunales ordinarios”.

¿QUÉ PUEDE PASAR AHORA?

Lo más probable es que la FIFA inste a la ANFP a resolver el conflicto. En principio se buscaría una salida “amistosa” con Barnechea, pero si el club insiste en su postura, corre el riesgo de ser desafiliado.

Solo en el caso de que el organismo presidido por Arturo Saah no cumple con estas alternativas, recién ahí La Roja corre el riesgo de ser excluida de las competencias internacionales. Y, seamos sinceros, la situación no llegará a ese extremo por culpa de un equipo del ascenso. Mucho antes los huaicocheros serán desafiliados y fin de la historia. ¿O en serio piensas que Chile quedará fuera de las Eliminatorias por secretaría?