La primera fecha del Transición dejó un montón de errores arbitrales, otros fallos polémicos y la sensación de que los jueces no están a la altura de las exigencias.

Es por eso que, en contacto con radio Cooperativa, Enrique Osses, jefe de la Comisión de Arbitraje de la ANFP, explicó lo que sucedió en algunos de los casos más resaltantes.

El curioso caso del penal anulado al Campanil

Universidad Católica y Universidad de Concepción empataban 0-0 en San Carlos de Apoquindo cuando a los 87′ Benjamín Kuscevic evita un gol de la visita con la mano. Claro penal sancionado por Felipe González, pero tras reclamos de uno y otro bando, el árbitro termina retractándose tras conversar con su asistente Rodolfo Vera al determinar que hubo posición de adelanto de un jugador forastero.

Al analizar la acción dio la impresión de que los jueces fueron asistidos externamente para anular la sanción original, pero para Osses “no recibieron comunicación de nadie… Si bien es cierto puede no resultar convincente, lo que pasó es que el asistente perdió la concentración y no supo si el pase venía de un pase o de un lateral. Vio al jugador en posición de adelanto, luego habló con el árbitro. Ellos están claros que era penal, pero antes de reanudar, el asistente le consulta si venía de jugada o de lateral y el árbitro le aclara que era un pase de Droguett, pero no hubo algún agente externo”.

“El asistente perdió la concentración, no sabía de quién venía el pase…. El árbitro no supo responder, porque lo vio evidente. Se cobra el penal, y ahí el asistente le pregunta de dónde venía la pelota y ahí se aclara todo”, añadió.

El off-side fantasma

Si lo anterior ya es un ejemplo del nivel amateur de nuestro arbitraje, el gol que le anularon a Roberto Gutiérrez en la derrota de Palestino ante Audax da ganas de llorar.

El Pájaro estaba adelantado al menos por dos metros, y así lo vio Osses: “No tiene explicación lo del gol de Palestino anulado, fue un error grosero, grande. Cuesta decirle algo a los clubes en esta situación”.

Era roja para Pajarito

Para el exárbitro, Jaime Valdés debió haber sido expulsado en el empate entre Colo-Colo y Antofagasta, en otro error de un soplapito, en este caso de Cristián Andaur.

Osses fue consultado por el patadón que el ex Parma y Sporting de Lisboa le dio a Pablo Corral cuando ya se acababa el match en el Monumental y dijo que la falta era merecedora de expulsión directa y reconoció que en el gremio hay disparidad de criterios respecto a jugadas similares.

“Existen argumentos para haber mostrado tarjeta roja, aunque también existen argumentos para haber mostrado tarjeta amarilla. Esa jugada es más interpretativa porque toca el balón, si bien hay alguna fuerza excesiva. Se puede interpretar tarjeta amarilla o roja”, comentó.

“Para mí es tarjeta roja, pero algunos compañeros de la Comisión de Árbitros dicen que es tarjeta amarilla y también es válido”, añadió.