Además de contar que recientemente recibió una tentadora oferta para dejar Universidad de Chile, este martes Johnny Herrera también recordó cómo fue el día de su debut en Primera, hace exactos 18 años.

El 1 de agosto de 1999, el arquero tenía solo 18 años y tres meses (84 días en estricto rigor) cuando debió ocupar el lugar del expulsado Sergio Vargas en el partido entre la U y Santigao Morning en Santa Laura.

“Fue un partido bueno. Había jugado por la Juvenil en la mañana y tuve que jugar porque el Tomate (Roberto Rojas) tenía un matrimonio y no había avisado. Echaron a Vargas y me tocó entrar en el segundo tiempo“, rememoró.

Para el hoy seleccionado nacional, “cumplir 18 años de haber debutado en el club me llena de orgullo. Me queda mucho por darle a la U todavía”´.

Aquel duelo ante el Chago, los azules lograron ganarlo por 2-1 con goles de Pablo Galdames y Pedro González. Diego Rivarola, quien luego se convertiría en un histórico del conjunto laico, fue el encargado de batir al entonces jovencito Herrera, a cinco minutos del final.

Aquel año la U daría la vuelta olímpica en lo que constituiría el primero de trece títulos que el hoy capitán ha levantado con la camiseta del club.