En un entretenido partido, Colo-Colo derrotó por 3-1 a O’Higgins en Rancagua y sumó sus tres primeros puntos en el Transición. El equipo de Guede tuvo problemas físicos con Paredes, Vilches y Rivero, pero a pesar de no tener  un 9, igual sacó la tarea adelante ante un Celeste que hizo el mejor partido que pudo, luego de quedarse sin DT a mitad de semana, teniendo que rearmarse contra el tiempo.

El Teniente vio cómo Jaime Valdés abrió el marcador de penal a los 23′, luego de que el árbitro Roberto Tobar sancionara con penal una mano dentro del área. Pajarito no falló y con un remate rasante derrotó a Pinto para el 1-0.

Un minuto después, un error de Barroso fue aprovechado por Pablo Calandria, quien se sacó a Orión y metió el 1-1 cuando los albos todavía festejaban su gol inicial.

A los 39′, Pinto se lució con una atajada al ángulo, pero su rebote y el nulo despeje de su zaga, permitió que Fernando Meza pusiera el 1-2 en la Sexta Región.

En la segunda mitad, Guede dispuso de Paredes, quien entró y metió algo más de cuidado a la defensa local, aunque esta vez el 7 no se hizo presente en el marcador.

A los 70′, Jorge Valdivia inició una jugada por el centro de la cancha, abrió para Valdés y luego avanzó hasta el punto penal, donde el mismo Mago definió la jugada para anotar el 3-1 definitivo. Fiesta y locura en los albos, que así consiguieron un buen triunfo en una cancha complicada.

Con este triunfo, el Cacique sumó cuatro unidades y enfrentará el próximo martes 15 de agosto a Palestino como visita, mientras que O’Higgins hará lo propio frente a Unión Española el día viernes.