Universidad Católica clasificó a octavos de final de la Copa Chile tras ganarle 3-1 en San Carlos a Rangers, lo que sumado al 1-0 que se había traído de Talca, conforma un resultado global de 4-1 a favor de los Cruzados.

Tras la caída del fin de semana ante Unión Española por el Transición, Mario Salas decidió mover un poco la oncena y, entre otros cambios, le dio la titularidad al debutante Germán Voboril y sustituyó a Santiago Silva con Diego Vallejos.

La UC controlaba el encuentro, pero aún así los piducanos se las arreglaron para llegar a emparejar la llave cuando a los 26′ Diego García se encontró con una pelota que cayó en el área luego de un tiro libre, superando a Franco Costanzo.

Los dueños de casa se repusieron rápidamente y prácticamente sentenciaron la eliminatoria antes del descanso. A los 35′ lo empató Carlos Espinosa al empujar luego de un rebote dejado por el arquero Jaime Guzmán. La jugada la había iniciado el mismo exvolante de Barnechea y Huachipato.

Solo cuatro minutos después José Pedro Fuenzalida filtró un gran pase entre la última línea de la visita y dejó solo a Diego Buonanotte, quien tras dejar en el camino a Guzmán, definió sin mayor oposición.

Con la cómoda ventaja de 3-1 en el global, llegaría en el segundo tiempo el mejor tanto de la noche, por lejos. A los 51′ tocó Buonanotte y Espinosa le dio de primera desde unos 35 metros, clavando la pelota en el ángulo derecho. Golón.

Con el expediente finiquitado, lo demás fue esperar el pitazo final que instaló a Católica como el 16º y último clasificado a octavos del torneo. Ahora deberá enfrentar a Huachipato, que viene de dejar en el camino a Deportes Valdivia.