El Botafogo de Leonardo Valencia se metió entre los ocho mejores de la Libertadores al ganarle en casa por 2-0 a Nacional de Montevideo y establecer un 3-0 global tras la victoria por la mínima diferencia que había obtenido en la ida.

Con el volante chileno en la banca pero sin sumar minutos, el cuadro carioca prácticamente sentenció su clasificación muy rápido, anotando a los 3′ y 6′ por medio de Bruno Silva y Rodrigo Pimpão, respectivamente.

A esa altura los de Martín Lasarte estaban obligados a marcar tres goles para dar vuelta la serie, pero nada de eso sucedió. Al contrario, en los minutos finales el match se desnaturalizó y, como es costumbre cuando a un equipo charrúa le va mal, las tarjetas rojas salieron por doquier.

El bolso terminó el encuentro con ocho jugadores producto de las expulsiones de Diego Polenta, Sebastián Rodríguez y Rodrigo Aguirre, mientras que el Fogão también perdió antes de tiempo a Víctor Luis.

Con la clasificación, Botafogo ahora enfrentará en cuartos de final al Gremio de Lucas Barrios, que viene de eliminar a Godoy Cruz. El ganador de ese choque se medirá en semis con el vencedor de Santos – Barcelona.