Francisco Sierralta ya posó con los colores del Parma, club que esta temporada competirá en la Serie B de Italia con el objetivo de volver a la primera plana del Calcio, tras su desaparición institucional hace dos años.

El defensor nacional fue cedido por el Udinese, el club que había comprado su pase a Universidad Católica y que antes también lo había prestado a Palestino para que sumara experiencia.

Sierralta fue parte de la pretemporada del exequipo de Alexis Sánchez y Mauricio Isla y jugó algunos amistosos, pero ahora se puso a disposición del DT Roberto D’Aversa en la institución Gialloblù.

Tras irse a la quiebra hace dos años, el Parma reapareció como Parma Calcio 1913, partiendo desde cero en la Serie D. Luego de dos ascensos consetutivos, el club pretende continuar su vertiginosa escalada, ahora con un chileno en sus filas.