Por Nicolás Pardo, columnista de Unión Española en Titular

En nuestra historia hemos sido un equipo silenciado por los “grandes”. Cuando vamos punteros, siempre aparecemos en portada en las últimas fechas del campeonato, además cuando se dan cuenta de que estamos jugando bien, nos regalan un mísero párrafo en la esquina de una página.

Por eso mismo da orgullo ser de Unión Española, porque hacemos las cosas en completo silencio. No necesitamos de la prensa para registrar los hitos en nuestra historia deportiva, porque nos acostumbramos a ser un gigante silencioso.

Esta fecha del campeonato fue el fiel reflejo de lo que planteo, porque fue completamente opacada por el Superclásico, incluso en la transmisión oficial del partido de la Unión mostraron varias veces un hashtag haciendo alusión a dicho encuentro “colosal”.

Este encuentro que disputamos contra Huachipato fue complicado desde el primer minuto ya que el rival de turno tiene jugadores en su frente de ataque difíciles de marcar. Uno de los más peligrosos para nuestra defensa fue Yeferson Soteldo ya que constantemente se va cambiando de banda, además que como es bajo y movedizo la marca se hizo aún más complicada.

El primer tiempo fue de ida y vuelta aunque demostramos mejor juego y efectividad, eso quedó reflejado en el marcador. El gol de la gloriosa fue realizado por Israel Poblete, una obra majestuosa, ya que la pelota estaba muy lejana a él e hizo un carrerón para poder conectar el balón con la cabeza. Toda esta creación sublime se inició con una recuperación de Santiago Gallucci.

En el segundo tiempo bajamos mucho la intensidad, Huachipato se volcó hacia nuestro arco en busca del empate. Afortunadamente, contamos con jugadores que evitaron que estos embates terminaran en gol, pero los hinchas lo pasamos mal, ya que era un ataque tras otro, nuestros zagueros casi no tuvieron oportunidad de descanso. En este partido nuevamente mostraron su oficio a la hora de defender.

Causa alegría lo que estamos haciendo, pero claramente hay que tomarlo con mesura, porque todavía falta mucho campeonato. Eso sí, hay que decirlo, hasta el momento tenemos la mejor defensa de este torneo, por lejos.