Iberia se repuso de una desventaja de dos goles y en los minutos finales logró remontar en el estadio Ester Roa Rebolledo para ganarle 3-2 a Colo-Colo en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Chile.

Ante unas 12.200 personas, Pablo Guede puso un equipo plagado de juveniles y de hombres de alternativa y hasta la hora de juego la apuesta le salía redonda. Pero todo se desmoronó, dando pie a los fantasmas que ya acechaban Macul hasta antes del Superclásico.

El primer tiempo se cerró en blanco, aunque se registraron un par de incidencias. La primera llegó a los 20′, cuando Agustín Orión sacó deficientemente desde el fondo y Juan Gutiérrez probó desde unos 40 metros para estrellar la pelota en el travesaño.

A los 41′, en tanto, el árbitro Francisco Gilabert dejó pasar un claro agarrón de Claudio Baeza en el área alba, justo cuando se ejecutaba un tiro libre desde la izquierda.

En el complemento el Cacique abrió el marcador a los 50′ con un penal ejecutado por Gonzalo Fierro. Antes, Giovanni Askén derribó en el área a Carlos Villanueva.

Ocho minutos después el cuadro Popular aumentaría cuando Nicolás Maturana aprovechó un feo error del fondo local.

Afortunadamente para Luis Landeros, su equipo se repuso rápido del golpe y logró descontar a los 60′. Mario Pardo ejecutó un violento tiro libre en las inmediaciones del área, Agustín Orión dio rebote al medio y Diego Opazo se adelantó a todos para anotar.

Los minutos pasaban y Colo-Colo no lograba cerrar el partido. Al contrario, fue Iberia el que se animaba más y más y a los 83′ Marcelo Jorquera decretaba el empate (83′) conectando un remate pifiado de Diego Ruiz.

Solo tres minutos después llegaría el tanto de la victoria. El fondo albo pifió en la salida y Alexis Delgado quedó solo frente a Orión. El arquero tapó en primera instancia, pero la pelota volvió a quedarle al ex Huachipato y Audax, quien con el arco desguarnecido no perdonó.

Ya con el tiempo cumplido Delgado se ganó injustamente una segunda amarilla y salió prematuramente de la cancha. Mismo destino que corrió Hardy Cavero en la visita.

La revancha se disputará el domingo desde las 17:00 en el Monumental. El ganador chocará en cuartos con el triunfador de la serie entre O’Higgins y Wanderers.