Wanderers intensificó aún más la mala racha de O’Higgins al vencer este jueves en Rancagua por 2-0 en el pleito de ida de los octavos de final de la Copa Chile, disputado ante unos 2.400 espectadores en El Teniente.

El resultado que deja a los Caturros con grandes opciones de pasar a los cuartos de final del certamen, fase donde el ganador se medirá con quien salga airoso de la llave entre Colo-Colo e Iberia y en la que los sureños sorprendieron al Cacique en la ida en Concepción (3-2).

Temprano se puso en ventaja el visitante en la Sexta Región. Una mala salida local fue aprovechada por César Cortés, quien a los 3 minutos sacó un centro al medio del área que encontró a Enzo Gutiérrez para abrir la cuenta.

A los 26 minutos la situación se complicó todavía más para los celestes con la expulsión de Lautaro Comas por doble amarilla.

Cuando el primer tiempo se iba, a los 45+1′, Roberto Saldías aumentó para la escuadra dirigida por Nicolás Córdova. El jugador de 24 años se sacó a un defensor con un enganche en el área y batió con un derechazo potente a Miguel Pinto.

El resultado deja a Wanderers con la primerísima opción de meterse en la ronda de los ocho mejores. La revancha ante los rancagüinos se jugará el domingo en Playa Ancha a las 20:00.

Por su parte, el equipo de Gabriel Milito sumó su sexta derrota en línea como local y no levanta cabeza, ya que además está último en el Transición.