Curicó Unido volvió a ganarle 2-1 a Palestino -ahora como visitante- y así se suma a San Felipe y San Luis como cuartofinalista de la Copa Chile 2017.

El equipo dirigido por Luis Marcoleta hizo valer la ventaja que obtuvo a mitad de semana en La Granja, cuando se impuso por idéntico marcador con goles de Nelson Rebolledo y Francisco Silva.

Eso sí, quienes abrieron el marcador en La Cisterna fueron los árabes, aprovechando un penal pitado por Julio Bascuñán por mano en el área de Éric Godoy. Del remate se encargó el goleador del Tino Roberto Gutiérrez, quien disparó a la derecha de Jorge Deschamps (3′). El arquero intuyó la dirección, pero aún así no pudo evitar el tanto.

Con el 1-0 los de Germán Cavalieri igualaban el marcador global y estaban forzando los penales, pero sobre los 31′ la visita desequilibraría con una anotación de Gabriel Vargas tras un centro rasante desde la izquierda de Nicolás Gauna.

En el complemento, y ya sin Marcoleta en la banca ya que fue expulsado por reclamar un penal (trató a Bascuñán de sinvergüenza y descarado cuando dejaba la cancha), Curicó cerró la llave con un gol de José Luis Silva, ya con el tiempo cumplido (90′), y totalizando un global de 2-4.

En cuartos de final los Torteros chocarán con el ganador del emparejamiento entre Antofagasta y San Marcos. Los Pumas ganaron 4-0 como visitantes en la ida. La revancha se disputa el miércoles.