Debutó, alcanzó a jugar dos partidos y se arrancó. Así se puede resumir el paso de Ariel Uribe por Wanderers.

El juvenil de 18 años había sido promovido el semestre pasado al primer equipo, pero recién tuvo su estreno hace una semana, en el triunfo de los Caturros ante O’Higgins por la Copa Chile. Repitió el finde pasado en la revancha, de nuevo como Titular. Antes también formó parte de la exitosa gira de la selección sub-20, e incluso fue elegido como la figura de la SBS International Cup ganada por los pupilos de Héctor Robles.

Pero en los últimos días todo dio un vuelco y, tal como lo confirmó Nicolás Córdova, el “Mágico” no ha dado señales de vida en los dos últimos días.

“De Ariel Uribe no sabemos nada, lo llamamos a él, a sus familiares y no tenemos respuesta de por qué no se ha presentado”, comentó el DT de los porteños en una conferencia de prensa.

Los antecedentes remiten a que Wanderers nunca lo hizo firmar un contrato profesional, por lo que el juvenil se unió al empresario argentino Hugo Ramos. En las últimas horas se supo incluso que la joven promesa está en México, donde espera firmar su primer vínculo contractual, obviamente como jugador libre.

Sin dudas se trata de un duro golpe para los verdes, quienes mantienen una férrea política de fomento a la cantera. De hecho, se niegan tajantemente a pagar por fichajes de jugadores y todos sus refuerzos llegan a préstamo o en condición de libres.

En este escenario, toda la alegría que produjo la clasificación a cuartos de final de Copa Chile choca con la amarga realidad de haber perdido a un diamante en bruto y, además, a volver a pelear desde este fin de semana por sumar su primer triunfo en el Transición y empezar a escaparle a la Promoción.

Actualización: Con las horas se confirmó el nuevo club de Uribe, Monarcas Morelia, donde será compañero de Sebastián Vegas, Diego Valdés y Rodrigo Millar.