Neymar deberá pagar una multa de casi US$ 1,2 millones luego de que la Justicia brasileña considerara que sus abogados interpusieron acciones legales con el objetivo de prolongar abusivamente un proceso que se le sigue por supuesta evasión impositiva.

Un tribunal federal de segunda instancia de Sao Paulo publicó la sanción este jueves. El monto que deberá desembolsar el jugador del PSG corresponde al 2% de los bienes bloqueados en 2015 en la causa por evasión de impuestos que le abrió la Fiscalía de Hacienda Federal.

Según el cálculo de los índices inflacionarios y monetarios actualizados por el tribunal, la suma bloqueada inicialmente al crack del Scratch asciende a casi US$60 millones.

El bloqueo de los bienes de Neymar, a su familia y empresas a su nombre obedece a un proceso abierto en su contra en 2015 por la Receita Federal, el órgano fiscal brasileño, que acusa al delantero de tener un deuda impositiva de US$20 millones. De acuerdo a las autoridades fiscales, Neymar evadió el pago de impuestos entre 2011 y 2013.

Según publicó el portal Uol Esportes, la Receita Federal considera que el ex Santos no tributó sus ganancias en el exterior, en especial las referentes a publicidad y a las obtenidas de su sueldo con el Barcelona, club que dejó hace un par de meses.

De acuerdo con el medio, los valores fueron cobrados por el jugador a través de sus empresas N&N Consultoría Esportiva y Empresarial y Neymar Sports, facturados como “derechos de imagen” del jugador pero que para el fisco brasileño en realidad forman parte de su sueldo, que tributan más impuestos en el país.

El valor llegó a casi US$60 millones debido a una multa del 150 por ciento sobre el total adeudado, que se aplica cuando las autoridades sospechan que existió una tentativa de engañar al fisco.

Como la multa aplicada contra el futbolista fue decidida por un tribunal de segunda instancia, la defensa de Neymar aún puede apelar el fallo.