Antes del fútbol, un poco de todo vale se tomó la entrada norte del Elías Figueroa.

Carabineros cerró los accesos una vez iniciado el partido, pero el problema es que había decenas de hinchas que aún no entraban a la cancha, pese a tener entrada.

Recordemos el historial reciente de enfrentamientos entre hinchas del Decano, otras hinchadas y la policía:  triste son las imágenes que dieron la vuelta al mundo, donde hinchas de Wanderers y de Colo Colo se enfrentaron dentro de la cancha del Elías Figueroa, algo pocas veces visto en la historia del fútbol mundial; hace una semana, nada menos que en la disputa de la Supercopa, se volvieron a agarrar con hinchas albos ( dados los antecedentes es impresentable que no exista seguridad en las rejas que saltaron, si hace algunos meses se pasaron a la cancha y ahora no se iban a pasar una rejita (los animales no entienden de razones) y fueron apaleados por Carabineros; ayer, aparte de los fuegos de artificio que alguna sanción traerá, la policía cerro inexplicablemente el acceso de ingreso al estadio provocando la reacción de los caturros con entrada en la mano.

Este es un comentario que nos dejaron en Facebook: “Ellos solo nos fueron a defender habia mucha gente que nos quedamos afuera del estadio .nos cerraron la puerta cuando estabamos en la fila , empezaron a tirar agua y a pegar sin importarle los niños q lloraban. Si no fuera por esos delincuentes nos hubiéramos quedado todos afuera porque esos “delincuentes” fueron los que nos abrieron la reja para q pudieramos entrar !!! Ellos ya estaban adentro viendo él partido y cuando vieron que carabineros nos tiraba agua y golpeaban fueron a defendernos. No cualquiera lo hace”

 ¿El resultado? El mismo de siempre. Los hinchas reaccionaron y la policía mandó al Guanaco al frente. 😡

Como dijo la esposa del reverendo Alegría, que alguien piense en los niños!!

El clásico peloteo de responsabilidades se viene.

¿Qué opinas?👇 Déjanos tu comentario en nuestro Instagram