Ante unas 40 mil personas en el Estadio Nacional, Unión Española mostró gerarquía, defendió cuando tuvo que hacerlo y definió (se perdió varios) en el momento preciso para quedarse con los 3 puntos ante Universidad de Chile.

A las 18 hrs y con 30 grados de calor comenzó el encuentro entre azules e hispanos. Todavía entraba gente al estadio cuando Unión Española abrió el marcador. Un valde de agua fría para la U y una fuerza de ánimo para los cerca de los mil hinchas de la Furia Roja.

Luego el partido fue disputado, aunque parecía que lo dominaba la U, nunca pudo entrar con claridad al área rival. En ese ir más por inercia que por fútbol llegó el penal que Pinilla, en su cumpleaños, mandó al fondo de la red. Respiraban los azules.

Después del gol azul el cuentro entró en tierra de nadie. Ninguno controlo al rival ni armo juego, era más bien un “juega tú, ahora tú” hasta el final del primer tiempo.

Para los segundos 45 minutos el partido cambió un poco. La U comenzó a dominar el juego sin hacer daño, pero atrás siguió mostrando los mismos fallos del campeonato pasado, quizás más notorios aún, y en una contra, con oficio, gerarquía, y aprovechando la oportunidad, y Figueroa dejaba en ventaja a los hispanos.

Mas ganas que fúbtol

La frase suena cliché, lo es, pero así se dieron los últimos minutos del partido. Con un estadio casi lleno que empujaba al equipo azul a ir al ataque, y un plantel que iba sin encontrar respuestas. Hubo palos, tapadas en ambos arcos, emoción, pero poco fútbol.

Preocupante para Hoyos que debe mejorar muchísimo para enfrentar la Copa Libertadores en algunas semanas más. Bien por Palermo que sigue mostrando su juego, que es más efectivo que vistoso.

Con esto los hispanos se quedan con los 3 puntos y comienzan este largo campeonato con el pie derecho, ganando de visita, y a uno de los siempre favoritos.