Había confianza en el Santa Laura, se percibía una fiesta. Había buen público y la barra estuvo en todo momento cantando como si hubiese sido una final. Nuestro equipo se notaba con confianza y el plantel daba la impresión de que realmente jugaría un partido como mejor lo sabe hacer, ante un rival accesible.

Lamentablemente, en el primer encuentro de la llave, no demostramos ese carácter aguerrido que tenemos como sello en las copas internacionales.

En los primeros minutos se notó que nuestros gladiadores estaban ansiosos y, desafortunadamente, la tónica del encuentro estuvo marcada por la imprecisión.

Y es que, desde la planificación, y hasta los cambios, nada salió de forma correcta. No generamos ocasiones claras de gol y nuestro rival se cerraba muy bien, ganando, incluso, las segundas pelotas, ya que siempre tuvieron un jugador en el lugar preciso.

Unión no consiguió abrir la cancha para ocupar todo el frente de ataque, pero los cambios tampoco ayudaron.

En la columna vertebral de UE, los jugadores que no se equivocaron en la entrega fueron contados con la mano, fue algo absolutamente de locos, errores en controles básicos, pases que se perdían por la banda o qye le llegaban a un jugador contrario. Increíble.

Luego, para peor, se abusó del centro y muchos culpan a Figueroa por su nulo aporte, pero con lo poco certero de los centros, era complicado para él hacer algo mejor.

Creo que este partido no se podría jugar peor, porque en líneas generales no mostramos nada, pero espero que esto sirva para pegarse un “alcachofazo”, porque impresiona que los mismos cracks que jugaron el torneo pasado, ahora estén jugando tan bajo.

Para finalizar

Estos equipos que juegan con un esquema muy defensivo, históricamente nos han complicado, bien lo sabemos con rivales como Palestino, por ejemplo.

Recordemos al Arsenal de Sarandí de Martín Palermo, en la Libertadores 2014. A esa llave llegamos con grandes victorias, como la de Botafogo en el Maracaná, los buenos partidos que le jugamos a San Lorenzo (el campeón de esa versión), sin embargo, caímos con un equipo que se veía bastante abordable, como el del Titán.