En Unión, con la formación que se implantó en el partido contra Antofagasta, se mejoró bastante el juego y rotamos mucho más el balón, con un Víctor Méndez que presentó todas las credenciales para ser titular en esta versión 2018 de la Española.

Por otro lado, lo que sí se debe mejorar es la rapidez en las jugadas de ataque, ya que por mucho rato perdimos velocidad en la puntada final y la defensa de Antofagasta nos terminó quitando la pelota o retomando posiciones y armándose bien atrás.

El primer tiempo entramos bien. A los dos minutos marcamos un golazo, la cantidad de pases sucesivos que terminaron en el disparo de Misael Dávila hizo que se viera como una obra de arte, pero , posterior al gol, nos fuimos metiendo atrás y comenzamos a generar errores, el más garrafal; el del arquero Diego Sánchez, que aprovechó Antofagasta para empatar el partido.

En resumen, hubo muestras de buen juego, pero todavía no es suficiente. En el segundo tiempo, la Unión Española mejoró y se generó ocasiones de gol, pero no supo finiquitar.

Pablo Galdames tuvo un disparo que pasó muy cerca del poste izquierdo de Fernando Hurtado y al último, tuvo un tiro Ramiro Carrera, quién no jugó mal, pero aún le falta estar a punto físicamente.

La diferencia con el primer tiempo, es que en el segundo nuestros laterales se sumaron mucho más al ataque y eso provocó que Antofagasta se tuviera que replegar.

Esto decantó en una mayor rotación y varios jugadores ayudaron a eso: Galdames y Méndez estuvieron finos en ese ítem. Lo bueno del segundo tiempo, es que dio la sensación que nos estamos acercando al juego que uno espera del equipo.

Creo que a la Unión le falta rapidez los últimos 30 metros, en la última estocada, y quizás con Gary Tello podríamos mejorar ese ámbito. El gol, de hecho, nació de lo que debería ser la Unión: atacar con varios jugadores, dejando a algunos esperando la segunda pelota, muy parecido al primer gol frente a la U en el Nacional.

Finalizando, hay que felicitar los dos canteranos que entraron en el partido de esta fecha, porque lo hicieron con hambre; tanto Palacios como Méndez, mostraron una excelente actitud y dotes de buena técnica, además Méndez ya dejó en claro que con su estilo debe ser titular, porque este tipo de generadores de juego son los que necesita el equipo.