En el Superclásico de Grecia quedó la fox, luego de que el presidente del PAOK se enojara por un gol anulado a su equipo en el minuto 89 y decidiera entrar a la cancha con una pistola en la cintura, para amenazar al árbitro!!

La locura vivida en las tierrapolis -donde alguna vez jugó Pablo Contreras- comenzó luego de que Ivan Savvidis, dueño y presidente del PAOK, se pusiera de los locos al ver que el gol de su equipo se anulaba, por lo que decidió entrar a la cancha para terminar retirando a su plantel de la cancha, previo escándalo con el juez del match, quien fue advertido del arma, por lo que no se quiso ni cruzar con desquiciado mandamás.

Pero eso no es todo, ya que después de arrancar a camarines, y tras dos horas, el árbitro volvió a validar el gol en cuestión y le comunicó la noticia a los capitanes de los clubes, pero esta vez fue la gente del AEK la que no quiso volver a la cancha, así que el caso deberá ser resuelto por la justicia deportiva del país.

Tras todo el bochornoso espectáculo, el viceministro de Cultura y Deporte, Dimitris Vassiliadis, anunció que la Liga griega se suspende de forma indefinida y que “no volverá a comenzar a menos que exista un marco claro, acordado por todos, para avanzar con las condiciones y las reglas”.

Además, este lunes, la policía local emitió una orden de detención contra Savvidis, la cual incluye a los cuatro guardaespaldas que lo acompañaban.

El abuelo de Heidi ya no parece tan tierno, eh.

Síguenos en www.instagram.com/diariotitular

PA LOS AMIGOS, ABRAZO; PA LOS GILES, BALAZO!🔫⚠🔫⚠🔫En el Superclásico de Grecia quedó la fox, luego de que el presidente…

Posted by Titular on lunes, 12 de marzo de 2018