En un dicho resumimos el partido: Aquí, cada cual tiene su personaje. Palestino fue el río, Audax los pescadores,y la ganancia, ese puntito inmerecido que se llevaron los tanos de esta nueva edición del Clásico de Colonias.

El Tino-Tino, como río revuelto, fue dominador y fuerte, pero justamente ser revuelto fue su problema: a ratos desordenado, y con poca claridad en la cancha. Los pescadores, precavidos y sin hacer mucho esfuerzo, y con una sóla llegada, les bastó para tener su ganancia, se llevaron un empate de La Cisterna, el cual los deja más conformes a ellos que a nosotros.

El partido fue dominado por los árabes, pero no pudieron imponer con total claridad sus términos, gracias a la buena defensa itálica. A los audinos les bastó una llegada en todo el primer tiempo, para que el buen Jeraldino decretara la apertura de la cuenta. En Palestino no se fue todo abajo, y siguió buscando ante un Audax que cedió la iniciativa.

El Tricolor, luego, recibió su premio a través de Campos López quien marcó su tercero personal en el campeonato. El 1-1 fue definitivo y ambos equipos terminaron cuidando la paridad.

Importante mencionar, que de los 7 goles que ha marcado Palestino este torneo, cuatro fueron obra de Roberto Gutiérrez, y los tres restantes de Campos López, lo cual habla muy bien de los dos centrodelanteros de nuestro equipo. En parte, gracias al esquema de Cavalieri, que favorece mucho la velocidad y potencia de estos dos jugadores. Si en un principio todos pedían la cabeza de Germán, hoy está un poco más estable en el cargo y existe un mayor margen que al inicio.

Audax Italiano se ha convertido en un rival que nos cuesta mucho, es más, hace cuatro partidos que no les ganamos, y esta era la ocasión, pero bueno, el punto no es malo, nos ayuda a sumar y seguir en posiciones clasificatorias, y para otra serán los tres puntos frente al Audax.

Por ahora, se ha mejorado muchísimo, pero ese mismo muchísimo que se ha mejorado, es el que nos queda por mejorar, para ser un equipo sólido, respetado y temible.

Ahora el desafío es Temuco en el sur, y osadamente me atrevo a decir que somos favoritos. Los partidos hay que jugarlos, pero en Germán y en este grupo, yo creo… y mucho más que antes.

VAMOS TINO TINO