Se jugó un buen partido ante Deportes Antofagasta, en donde por primera vez en el presente campeonato, hubo saldo negativo después de los 90′. Ahora, sin lugar a dudas; fueron dos puntos perdidos.

El punto negro lo marca el registro de partidos en La Cisterna. Es increíble que en los tres matches jugados en el Municipal durante el actual torneo, hayamos sumado apenas dos puntos: derrota ante Calera y empate ante Audax y Antofagasta. Se ganó de local, pero en Ñuñoa, a Colo-Colo.

Como en las siete fechas que van, Palestino fue de más a menos: se puso en ventaja temprano, arrolló al rival en su propia área, se farreó innumerables ocasiones y no pudo concretar el 2-0 para irse tranquilo al descanso. En el complementom los nortinos subieron, Palestino bajó la guardia y sufrió el empate.

Luego, terminó buscando la victoria con más hambre que fútbol, en los últimos diez minutos. Esto me parece una historia conocida, ya nos pasó ante Calera, Unión, Colo-Colo, Audax y hoy. Cinco partidos de trámite similar.

Los puntos altos para destacar, a pesar del resultado amargo, fueron el arquero Pérez, en defensa Soto, al medio Rosende y Julián Fernández, y arriba los tres atacantes estuvieron muy activos y peligrosos, aunque poco efectivos. Hablo de Diego Vallejos, “Ribery” Muñoz y Matías Campos López.

A destacar lo de Campos, que entró al cuadro de goleadores, tras su cuarta conquista. Interesante fenómeno el de Palestino, en donde TODOS sus goles (10), han sido marcados por el tridente ofensivo árabe: el Pájaro (hoy desgarrado) lleva cinco, Campos cuatro y Ribery aporta con el restante. Además, el mismo Muñoz aporta dos asistencias, una menos que Chester Cortés, lo cual habla del excelente funcionamiento colectivo en ofensiva, pero el pésimo finiquito que se está teniendo.

Muchos piden la cabeza de Cavalieri, como si esa fuera la solución mágica al problema tricolor, pero a mí parecer, Germán es un hombre que pone el trabajo por encima de todo, por lo que tarde o temprano, los resultados van a ser muy buenos. Además, se lleva excelente con el grupo, y el equipo está jugando muy bien. Sólo hace falta mejorar el finiquito, porque oportunidades de gol sobran, lo que falta es mover la malla.

Ahora viene el partido más complicado que le puede ofrecer el fixture chileno a cualquier equipo: ir a visitar a la UC en San Carlos. Un equipo realmente bueno, que se hace muy fuerte de local y al que ganarle en Las Condes es prácticamente una hazaña. Pero confío en este grupo y creo en poder hacer un buen papel ante los cruzados en la precordillera, ya que tenemos un equipo que conoce a su rival.

Sin duda

Será un partido especial para los defensores Vidal, Soto y Díaz. En el medio, también sentirán lo suyo Rosende y Manzano. La ofensiva aporta varios nombres más: Felipe Barrientos, Ribery Muñoz, Pájaro Gutiérrez y Diego Vallejos.

Habrá que ir con todo ante la UC, a recuperar milagrosamente los puntos perdidos hoy en casa. Así como le sacamos a Colo-Colo los tres puntos perdidos ante Calera, hay que sacarle a los Cruzados, los puntos perdidos ante los Pumas. Sólo queda apoyar. Vamos Palestino.